Palabras clave

Los motores de búsqueda de Google hacen uso de palabras clave (keywords) para devolver sus resultados. Por ello, y para ser más precisos a la hora de encontrar información, debemos hacer buen uso de las mismas.

Un ejemplo sería, para hacer una torta de chocolate, ingresar en el buscador 

Cuadro de búsqueda con texto: receta para preparar torta de chocolate

Podemos obtener resultados similares tomando de esa búsqueda las palabras clave receta, torta y chocolate.

Por defecto, el comportamiento de las palabras clave es que se trata de encontrar resultados que las contengan, pero
no necesariamente a todas. Es decir, sería como decirle "busca resultados que contengan la palabra receta y/o torta y/o chocolate". 

Cuadro de búsqueda con texto: receta torta chocolate

El resultado de esta búsqueda será muy similar a la anterior. 

Habiendo reducido nuestra búsqueda a su mínima expresión, podemos ahora refinar la búsqueda agregando otra. 

Digamos que, por ejemplo, solo queremos tortas de chocolate que sean aptas para celíacos. Para ello, sólo debemos agregar la palabra celíaco a nuestra búsqueda anterior. 

Cuadro de búsqueda con texto: receta torta chocolate celíaco

Puede parecer excesivamente simple para algunos, pero aún así, debemos partir desde lo más simple para luego llegar a conceptos más complejos. Muchas personas consultan a Google como si de una entidad viva se tratase, llegando incluso a escribirle consultas muy extensas. 

Con este sencillo ejemplo, podemos ver como aprendiendo a escribir en el idioma del buscador, se refina la búsqueda, a la vez que nuestras consultas se vuelven más breves y eficientes. 

Es posible combinar las palabras clave en frases, utilizando las comillas, que veremos a continuación.

Última modificación: martes, 20 de junio de 2017, 19:22